Pro Esteros trabajó en la realización de un estudio que complemente las partes necesarias para contar casi con la totalidad del Plan de Manejo necesario para esta ANP, ya que a pesar de haber sido designada como un área natural protegida desde el año 1973, la zona marina frente a Cabo San Lucas no cuenta con un programa de conservación y manejo.